¿Que es el PVC?

Orígenes del PVC

Los orígenes del PVC se remontan a 1835, en 1926 empieza a ser producido comercialmente en Alemania, y ya en 1947 comienza a ser utilizado en productos de uso médico.

Versatilidad

Este material se caracteriza por su versatilidad, lo podemos encontrar en estado rígido, o flexible, y está presente en nuestra vida diaria a través de tarjetas de crédito, tuberías de agua potable, botellas de plástico, recubrimiento de cables eléctricos, calzado, juguetes, e incluso en las bolsas que se utilizan en medicina para la sangre.

Estable e inerte, lo que lo convierte en un material idóneo en aplicaciones donde la higiene es imprescindible, como botellas de agua, o productos hospitalarios.

Muy duradero, siendo su vida útil de 60 años aproximadamente, lo que lo convierte en la elección ideal para su instalación en lugares de difícil acceso, como en la fontanería de nuestros hogares

Excelente aislante eléctrico, por este motivo es utilizado para recubrir cables eléctricos y en la fabricación de cinta aislante.

Impermeable al agua, lo que explica que se use como tejado en muchas viviendas, así como para recubrir piscinas, bañeras y duchas.

Aislante térmico y acústico, lo que hace que sea cada vez más usado en la fabricación de persianas, puertas y ventanas, donde el confort del hogar es sinónimo de calidad de vida.

Ligereza. Habitualmente los materiales pesados son poco prácticos, por ello esta cualidad hace que el pvc sea muy solicitado en multitud de aplicaciones donde es imprescindible contar con materiales resistentes y poco pesados.

Gran resistencia, tanto mecánica y al impacto, como a los agentes químicos y atmosféricos. También es resistente al fuego y la abrasión, siendo además autoextinguible , lo que explica su uso generalizado en la construcción.

No requiere mantenimiento y es fácil de limpiar, por lo que su uso en el hogar es muy apreciado, ya que nos permite ahorrar tiempo en las tareas domésticas e invertir ese tiempo en nosotros mismos

Un producto ecológico

El pvc es uno de los plásticos menos dependientes del petróleo que existen, de hecho está compuesto en su mayor parte por sal, la cual está disponible en la naturaleza de forma ilimitada, en concreto un 57% del pvc es simplemente sal. Por otro lado, la duración del pvc es de dos a tres veces superior al aluminio y a la madera, por lo que el coste energético de producción del pvc es sensiblemente inferior al de otros materiales. Como el pvc no requiere tratamiento alguno para su mantenimiento, supone un ahorro ecológico añadido frente a otros productos que requieren determinados tratamientos y pinturas para evitar su deterioro y mantener su aspecto estético.

El pvc puede ser completamente reciclado, además, sus características aislantes permiten, según un estudio de la Universidad Politécnica de Cataluña, reducir el consumo energético, en el caso de las ventanas de los hogares, de hasta un 58%, lo que supone un importante ahorro de electricidad, evitando además las emisiones de co2 a la atmósfera, causantes del temido efecto invernadero. Para otras utilidades, como por ejemplo las láminas de impermeabilización, las emisiones de co2 se reducen hasta un 260%

El secreto del éxito del pvc es por tanto una mezcla de polivalencia, cualidades innatas, y respeto por la naturaleza, cuyo conjunto lo convierten en un producto muy solicitado en los más variados campos, como la construcción, la informática, productos de ocio, productos médicos, o la industria automovilística.

 
 
Abrir chat